¿Cómo invertir en derivados financieros?

Primero que todo decir que los derivados con productos financieros cuyo valor depende del valor de otro bien financiero, comúnmente relacionado de manera directa con el primero. Ejemplificando: el valor del petróleo depende del valor del crudo y cómo se cotiza en los mercados de contados. A continuación pasaremos a resumir características y cómo invertir en estos.

Algunas cuestiones relacionadas y características

Los derivados se ponen disposición de los clientes por entidades bancarias y sociedades que operan en la Bolsa como instrumentos de inversión.
Al ser muy populares por su alta demanda, son altamente volátiles, lo que produce una gran incertidumbre pues puede ganarse mucho en pocos segundos y perderse todo en un periodo similar. Sus características principales son:

Su precio varía siguiendo las modificaciones y cambios del precio de los activos subyacentes.
– Se puede invertir en ellos con un pequeño capital inicial, lo que extiende el campo de inversionistas posibles. Las ganancias dependerán, independiente de lo invertido, del movimiento de los mercados y la tendencia general.
– Estos se liquidan en un fecha pactada con anterioridad en un contrato de futuro, respetando el precio pactado en la fecha de firma del mismo
Se cotizan regularmente en la Bolsa, y no tan regularmente en mercados alternativos como la OTC.

¿Cómo invertir en derivados financieros?

Para invertir en estos debes contactar con un bróker establecido o con las corredoras autorizadas para realizar estas transacciones. Gracias a los primeros, puedes ingresar a los mercados de manera más eficiente pues estos transan mediante plataformas virtuales y no directamente en la Bolsa, como las entidades bancarias y las corredoras. La mayor ventaja de esto es que puedes invertir en cualquier derivado financiero del mundo sin la necesidad de contactar con corredoras de La Bolsa del país en cuestión. Además que la competitividad será muy similar, sin grandes contratiempos.

Claro que estos bróker te cobrarán una comisión por efectuar la intermediación. Existen dos tipos de brókers: primero los markets makers, ponen a disposición de los inversionistas plataformas de última generación para hacer trading. Segundo, los ECN, que utilizan los precios establecidos publicados por participantes del mercado para mostrar aquellos que tienen las mejores rentabilidades y cotizaciones. La ventaja de los segundos es que el diferencial para transar es mucho más bajo.

Conclusiones

Ya sabes todo lo que tienes que saber para comenzar a invertir en estos productos financieros. Claro, hay mucho más, pero esta información es sustancial para que comiences a invertir de a poco. Contacta con tu banco, corredora o bróker y comienza desde ya.